El topónimo, etimología o nombre de Villovieco le vino dado de la aglutinación del latino “Villa”, con significado de granja, pequeña quinta, etc., más el topónimo “Ovecen”, seguramente del nombre del repoblador de la villa. Ya en un documento de San Zoilo del año 1000 se citaba al pueblo como “Villa Ovieco”. Seria pues “El lugar de la quinta de Ovieco”.

Aunque el camino de Santiago no pasa por el casco urbano de Villovieco, si lo hace por su término municipal, por lo que los peregrinos pasaban por la villa a pedir limosna o asistencia hospitalaria. Conforme a la estadística diocesana del 1345, Villovieco contaba con 3 parroquias: La de Santa María, San Jorde y San Sebastián, manteniéndose la primera como iglesia parroquial. La de San Jorde o Jorge era propia del monasterio de San Salvador del Nogal.

Tenía Villovieco un hospital de pobres y forasteros que se denominaba de Nuestra Señora, de San Sebastián, de San Roque y todos los santos, a modo de reunión de las distintas cofradías, y estaba situado en el actual local del frontón.
A mediados del S XIX ya tenía escuela con carácter temporal a la que solían acudir 18 niños y 9 niñas. Disponía entonces de 52 vecinos.

A mediados del S XIX, Villovieco contaba con total de 277 habitantes, y de 402 al iniciarse el S XX; en 1930 contaba con 420, en 1960 con 325, en 1991 con 151 y en 2006 con solo 106.